Sevilla escenario de la última novela de Ken Follet “una columna de fuego”

 en Andalucía, España, Sevilla, Sin categoría

Las calles de la capital andaluza han sido el lugar escogido por muchos escritores a lo largo de los años para contar grandes historias. Al igual que en las últimas décadas  Sevilla se ha convertido en el escenario de muchas producciones cinematográficas  mucho antes,  había sido localización de algunas grandes obras de la literatura. Desde Cervantes a Ken Follet, muchos son los escritores que pensaron que la capital andaluza sería el marco ideal para contar una historia en la que sus héroes y villanos se aprovechasen de las posibilidades que ofrece Sevilla.

Así, El burlador de Sevilla, Don Juan Tenorio, Carmen, Rinconete y Cortadillo, El coloquio de los perros, La estrella de Sevilla son muestra de cómo esta ciudad  ha sido fuente de inspiración para autores de máxima envergadura.

La mayoría enmarcan su acción en la ciudad del siglo XVI, época de mayor esplendor de la capital andaluza cuando el comercio con las Indias la había convertido en el centro del mundo.

Sevilla se ha ganado un sitio destacado en la última novela del exitoso autor de la trilogía iniciada con «Los pilares de la Tierra». Su última obra se titula «Una columna de fuego» y su acción transcurre en parte en la capital andaluza, donde se fabricaban los cañones de los navíos de línea y galeones de la Flota de Indias.

La nueva novela de Ken Follet salta a los siglos XVI y XVII para entremezclar personajes reales e inventados durante las guerras de religión que fracturaron Europa. La acción transcurre a través de casi mil páginas por París, Sevilla, Bruselas, Londres, Amberes, la isla La Española y, por supuesto, Kingsbridge, la localidad inglesa ficticia presente en toda la saga. Es, a la vez, una historia de amor entre un protestante, Ned, y una católica, Margery, y una trama de espionaje inspirada en la creación por la reina Isabel I del primer servicio secreto de Inglaterra, dedicado a desmantelar las tramas internacionales para reinstaurar por la fuerza un monarca católico al otro lado del Canal de la Mancha.

Sevilla está presente en la trama a través de Felipe II, la Armada Invencible y la manufactura de armas de  la Fábrica de Artillería.

La Real Fábrica de Artillería de Sevilla es uno de los edificios hispalenses de mayor relevancia pero al mismo tiempo de los más desconocidos de la ciudad. Se crea como un lugar donde realizar la fabricación de armamento de un modo sistemático y continuado. Su fundación se ha fijado en el año 1565. Se sabe que existía un primitivo taller en 1525 y que Juan Morel fabricó cañones desde Sevilla antes de esa fecha. En 1555 Juan Morel se trasladó al Barrio de San Bernardo donde aún hoy se encuentra la fábrica.

Juan Morel compró tres solares para la fundición de campanas y cañones en 1565. En 1568 la fábrica gana notoriedad y Felipe II ordena a la Casa de la Contratación que le proporcione a Bartolomé Morel, hijo de Juan, cobre y estaño para fabricar cañones. Bartolomé también fabricaría para la Catedral de Sevilla el Giraldillo, varias campanas de la Giralda, el tenebrario y el facistol. En el año 1634 fue adquirida por el Estado.

 

Artículos recientes

Dejar un comentario

Reserve su visita

Contacte con nosotros sin ningún compromiso y reserve su visita guiada.

¿No es lisible? Cambie el texto. captcha txt
Catedral Campo del Sur (Cádiz) y Océano Atlántico